Escocismo de Bolivia

octubre 9, 2015

LA LUZ ARTIFICIAL

P:.M:. y QQ:.HH:. :. La plancha que se me ha delegado preparar en esta oportunidad para poder compartir con todos Uds. está referida a un tema de relevancia y simbolismo en nuestra Augusta Orden, como es “La LUZ ARTIFICIAL”.

INTRODUCCIÓN:

 Durante la ceremonia de adelanto al cuarto grado en el momento donde el candidato hace su ingreso al santuario ante la pregunta del P.·.M.·. el Guarda Santuario responde “Es el Venerable Maestro de ceremonias que conduce a unos viajeros que saben donde crece la acacia pero que, engañados por la ilusión de los sentidos, se han perdido entre la escuadra y el compás y no tienen esperanza de hallarla”.

A lo que siguiendo con el ritual, el P.·.M.·. Interroga sobre la buena fe y la ignorancia del candidato a lo que el Maestro de Ceremonias responde:

“Su aspecto lo demuestra. Una Luz Artificial que llevan en la mano izquierda simboliza el sofisma que los extravió y un H.·. los conduce, porque tienen los ojos y no ven y porque tienen los oídos y no oyen; por eso se les ha cubierto con un mandil y claman por un guía que les enseñe a manejar la Escuadra que llevan en la frente. Venid a comprobarlo Venerable Hermano Introductor”.

DESARROLLO:

A pesar de sus siete años de estudio, el Maestro Masón continúa “perdido”. Por consiguiente, durante los siete años (tal como las palabras y el número lo significan) puede ascender al magisterio simbólico, pero aún no llegó al centro de la unión con el ser recóndito que es el principio y el fin, el alfa y la omega. La acacia o el sentir de la inmortalidad se encuentra en el centro, en el propio templo del hombre. ¿Qué busca el Maestro Perdido para llegar a Maestro Secreto?. Está buscando a Hiram, al sol espiritual, al yo soy, que “murió” y desapareció en las tinieblas de la muerte, de la materia y del cuerpo denso, debido a la conspiración de la ignorancia, la ambición y el egoísmo.

El Maestro Perdido debe entrar en el sepulcro del maestro desaparecido, todo Iniciado tiene que entrar en su mundo interno para buscar la LUZ INEFABLE que se encuentra en la Cámara del Medio, o Centro de su Ser. Esta Luz es la única que puede orientarlo en busca de la Verdad. El sepulcro de Hiram, del YO SOY, está dentro del cuerpo. Después de siete años de perfeccionarse en dominar todos los deseos inferiores, debe buscar al YO SOY en el CENTRO. El Maestro Perdido es como el Neófito; ambos tienen cámaras internas en las que deben buscar y encontrar la Luz Interna. El Maestro, en la Cámara del Medio, encuentra los emblemas de la muerte, pero debido a su perfeccionamiento sabe que la muerte le conduce de ahí en adelante hacia la resurrección y la vida porque encontró la Urna de Oro que contiene las cenizas y el corazón embalsamado de Hiram. El corazón noble y lleno de amor nunca deja de existir.

En esta URNA DE ORO, en la que yace como en un sepulcro, la Realidad “YO SOY”, desconocida por el profano, permanece como en un sepulcro, en las tinieblas de la ignorancia, que es como el reino de la muerte y las sombras; la Realidad ha de manifestarse con toda su potencia cuando la muerte consciente rasgue el velo de su ignorancia con la Verdadera Luz de la Sabiduría, y entonces, solamente entonces, el Maestro Perdido se convertirá en Maestro Secreto y Perfecto. El corazón es el objetivo de la búsqueda del Maestro Secreto en la Tumba de Hiram, que el cuerpo físico representa. Sin embargo, debe entrar en el corazón por medio del pensamiento y sus modalidades, como la meditación, la concentración, la imaginación, etcétera. el ser humano se imagina como piensa; piensa como siente; y siente como desea. La imaginación es el pensamiento sustentado, que fortalece la voluntad que puede dominar sin dificultad a la naturaleza física y así, en corto tiempo, el hombre alcanza el conocimiento de la Verdad. Quien consigue dominar la mente por medio de la imaginación, adquiere un poder con el cual es capaz de dominar todas las fuerzas del Universo, y podrá dominar los fenómenos de la Naturaleza. La Mente Divina es la soberana del Cosmos, y cuando el hombre entra en contacto con esa mente por medio de la imaginación, sus poderes son divinos.

Quien se abstrae del mundo externo y dirige su concentración hacia el mundo de su interior, reconoce la única Verdad del Universo. el conocimiento de que el ser recóndito penetra todo y emancipa al hombre de la oscuridad de la ignorancia. todo lo que existe es la imagen proyectada de la mente del hombre porque cuando el absoluto quiere crear, se vale de la imaginación humana, y esta es la causa de la diversidad en la unidad. el pensamiento es el primer elemento del ser recóndito en su potencia creadora; es el padre creador del cielo y la tierra. Todo pensamiento que llega a ser una idea fija y definida en la mente del hombre, se convierte en fuerza activa y se objetiva o realiza en el mundo físico. El pensamiento es la causa de todo lo creado en el mundo mental, el cual provee el material necesario para la realización en el mundo físico. La idea en el mundo mental se plasma hasta en las ficciones del hombre, porque “tal como el hombre piensa en su corazón, así es el”, dijo el sabio. Los ciclos cósmicos dependen de leyes superiores, las cuales no pueden ser infringidas sin consecuencias inevitables. Por tal motivo, la masonería divide sus enseñanzas y estudios en grados que paulatinamente concretan sus resultados en el nombre.

CONCLUSIONES GENERALES:

 No podemos convertirnos en un verdadero masón aprendiendo solamente los trabajos en logia, y también familiarizándonos con nuestras tradiciones. La Masonería tiene su historia, su literatura y su filosofía. Sus alegorías y tradiciones nos harán comprender mucho; pero mucho hay que buscar y aprender en otra parte, en base a la conciencia.

Los torrentes de enseñanzas que ahora fluyen llenos y anchos hay que perseguir hacia sus fuentes, que tienen su origen en un pasado muy remoto, y ahí encontraremos el origen y el significado de la Masonería.

Aquel que desee comprender las armoniosas y bellas proporciones de la Masonería, debe leer, estudiar reflexionar, digerir lo aprendido y discernir sobre todo. El verdadero masón es un ardiente investigador del conocimiento; y también sabe que tanto los libros como los antiguos símbolos de la Masonería son barcos cargados con las riquezas intelectuales del pasado; y que en la carga de estos veleros se encuentra mucho que arroja luz sobre la historia de la Masonería, probando su demanda al título como benefactor de la humanidad. La conciencia, el aprender, adquirir conocimientos, volverse un sabio, son necesidades de toda alma verdaderamente noble; enseñar, comunicar sus conocimientos, compartir esa sabiduría con otros dignos de adquirirla, y no cerrar avaramente su tesoro, poniendo un centinela a la entrada para despedir a los necesitados, son también impulsos de una naturaleza noble y la labor más meritoria del hombre.

Adquirir la verdad, servir a nuestros semejantes, a nuestra patria y a la humanidad; éste es el destino más noble del hombre. Desde ahora y por toda la vida éste debe ser vuestro objetivo. Dejemos que la conciencia y que la Masonería cumpla su misión.

Si deseáis avanzar, ¡ceñíos vuestro cinturón para el esfuerzo! porque el camino es muy largo y penoso. El placer, las sonrisas los llamaran por un lado, la indolencia nos invitará a dormitar entre las flores por el otro. Preparémonos por la discreción, obediencia y fidelidad, a resistir las seducciones de ambas.

Cuando hagamos un voto a Dios, no dejemos de cumplirlo. Es mejor no hacer una promesa, antes de dejar de cumplirla. No seamos ligeros de palabra, no dejemos que nuestro corazón se apresure a expresar algo ante Dios, porque Dios está en el Cielo y vuestra existencia está en la tierra. Cumplamos muy bien lo que prometemos, pero, una vez dada vuestra promesa y haberos comprometido, no olvides que aquel que no cumple su obligación, será desleal a su amigo, a su familia, a su patria y a su Dios. La palabra de un Mason igual a la palabra de un Caballero de la época media, debe ser sagrada; y el juzgamiento de sus hermanos sobre aquel que viola sus compromisos deberá ser tan severo como los juzgamientos del censor romano contra aquel que quebrantaba su juramento.

CONCLUSIONES PERSONALES:

 Los conocimientos que vamos adquiriendo durante nuestra vida profana y en los primeros años del simbolismo son representadas por las Luces Artificiales. Y por esto necesitamos al maestro secreto que vive en nosotros. La conciencia llega un día en que obtenemos la Luz Real y verdadera, que viene a ser la sabiduría con la cual podemos iluminar caminos. Podemos y debemos iluminar caminos propios y de los de nuestros hermanos.

Por esto es que el masón deberá ser un hombre de honor y de conciencia, prefiriendo siempre su deber antes que todo lo demás, aun a su propia vida; completamente independiente en sus opiniones, y de alta moralidad; obediente a sus leyes, devoto a la humanidad, a su patria y a su familia; indulgente y amable con sus hermanos; amigo de todos los hombres virtuosos, y siempre listo a socorrer a sus semejantes con todos los medios a su poder.

HE CUMPLIDO PODEROSO MAESTRO.

M.·. S.·. Alvaro P. S.

S.·.E.·.P.·.

Campamento de Cochabamba, 9 de Octubre 2015 e.·. v.·.

 

BIBLIOGRAFIA:

 Los 27 temas del Maestro Mason – Adelfo Terrones Benitez, Alfonso Leon Garcia

Los símbolos Masónicos – Rene Laban.

LA MASONERIA Una hermandad de carácter secreto – Miguel Martin-Albo.

El Manual del Maestro Secreto – Aldo Lavagnini.

El Maestro Secreto y sus Misterios – Jorge Adoum.

El Maestro Mason frente a la conciencia.

Maestro Secreto SIMBOLISMO – Ulises Gutiérrez

Bibliografia eletrônica (webgrafia):

https://centauro996.wordpress.com/grado-4o-r-%C2%B7-e-%C2%B7-a-%C2%B7-a-%C2%B7-maestro-secreto/

http://es.charla.religion.narkive.com/pIJ86d90/el-maestro-secreto-y-su-busqueda-lazaharo-hael

http://www.desdecuba.com/mason/?p=5116

 

IVº, Portada
-->