Escocismo de Bolivia

noviembre 26, 2015

LOS CINCO PUNTOS DE LA MAESTRIA

Introducción

Al presentar esta noche los trazados de los “5 puntos de la Maestría”, lo primero que se me vino a la mente fue mi exaltación porque fue ahí donde puede escuchar y entender  este tema que fue explicado por el Hermano Orador, donde se me dio una breve explicación sobre el mandil, la posición de la banda, la batería del grado y la posición al orden de maestro, después se me explico que:

Los cinco puntos de la Maestría que consiste en:

– Poniendo el pié derecho contra mi pié derecho.

– Poniendo su rodilla derecha contra mi rodilla derecha.

– Apoya su pecho contra mi pecho.

– Poniendo su mano izquierda sobre mi hombro derecho, mientras yo Pongo mi mano izquierda sobre su hombro derecho.

– Toma en garra mi muñeca derecha para abarcar mi palma derecha, mientras yo tomo en garra su muñeca derecha para abarcar toda su palma derecha.

Y se me explica que esta posición constituye los cinco (5) puntos de la maestría, o sea el toque de Maestro. (1)

(1) Ritual de la Ceremonia de exaltación – (2) LOS 27 TEMAS DEL MAESTRO MASON, García González Alfonso León – Grado 33   Terrones Benitez Adolfo – Grado 32 Pag. 93 – 94

INTERPRETACION GLOBAL

Los Cinco Puntos de la Maestría para la masonería, contienen la razón de ser de la doctrina de hermandad y fraternidad y constituye  la regla de oro del Maestro Masón.

Esta interpretación de los “5 puntos de la Maestría”, conlleva una interpretación moral, filosófica y esotérica, consistente en cierto tipo de contactos que aluden a ciertas partes del cuerpo para demostrar visualmente la lección de amor fraternal que conduce al compañerismo del Tercer Grado y que pueden resumirse como sigue: auxilio al

 Hermano en su infortunio, ayuda en cualquier tarea loable, oración por su bienestar, discreción y defensa de su reputación.——————————————————————Desde luego debemos comprender que existen deberes sociales, que reconocemos todos los hermanos entre nosotros, se refiere con especialidad al vínculo que nos une con nuestros demás hermanos; los cuales tienen su referencia simbólica entre determinados propósitos propios del hombre; además, en atención a los preceptos contenidos en el amor fraternal, por el cual estamos enlazados estrechamente, vemos que esos Cinco Puntos constituyen una serie de signos y toques tan sencillos como difíciles de comprender en su significado esotérico; e imposible de adivinar mediante la curiosidad propia de los profanos, por eso su interpretación obedece únicamente a un puro mecanismo ideal, el que se describe de una manera científica y cuya explicación simbólica es la siguiente:

1. La unión firme de los pies significa que debemos fijar bien nuestros pasos, para estar siempre dispuestos a prestar ayuda o socorro con prestancia a nuestros hermanos y a nuestros semejantes.

2. La flexión de las rodillas en forma de triángulo, indica que sólo debemos DOBLARLAS ante el Eterno, pero jamás ante los demás hombres porque todos son nuestros iguales.

3. La unión de las manos en forma de GARRA, nos hace recordar constantemente la obligación que tenemos de correr en auxilio oportuno en favor de todos nuestros hermanos necesitados y de quienes nos los soliciten, sin más interés que la satisfacción de hacer el bien.

4. La unión de los pechos representa a la imagen sublime de la confraternidad universal, como el lazo más poderoso de la estrecha alianza que debe imperar entre los masones y todos los demás hombres que viven sobre la superficie de la tierra.

5. La mano izquierda sobre la espalda manifiesta el sagrado deber que tenemos de proporcionar nuestros sanos consejos, sin distinción de categorías, ni de títulos, entre todos los hombres, tampoco importa la raza o la clase social a que pertenezcan, puesto que es una ley de lesa humanidad no guardar también entre nuestros semejantes una recíproca protección.

Estos Cinco Puntos de Perfección del grado de Maestro Masón representa todo un cúmulo de enseñanzas dignas de su comprensión, siendo nada menos que la guía básica necesaria para poder cumplir fielmente con nuestros deberes para con Dios, para con nuestros semejantes y para consigo mismo.

Queda demostrado que la posición que se describe para la ejecución del acto de los Cinco Puntos de Perfección, constituyen también los cinco vínculos masónicos que forman ese estrecho y cada vez más íntimo enlace que debe unir a todos los hermanos cualquiera que sea el grado que tengan, puesto que nos referimos a las virtudes indestructibles que se manifiestan mediante las supremas frases: LA UNION HACE LA FUERZA a través de la libertad, la igualdad y la fraternidad.

Conclusión

Si bien somos miembros de una de las más  ricas instituciones filosóficas, considero que si pretendo entender y razonar sobre este tema, no requiero complicarme la existencia con conceptos de mucha retórica filosófica, pues si analizamos el  termino de origen griego, que comprende dos vocablos philos (“amor”) y sophia (“pensamiento, sabiduría, conocimiento”), por lo tanto, la filosofía es el “amor por el conocimiento”. Por lo anteriormente expuesto, considero, con vuestra anuencia, que puedo filosofar sobre este tema de la manera más sencilla, y decir que:

Después de tres (03) años de haber vivido la exaltación al grado de maestro masón, gracias a este trazado, es la primera vez que pongo atención en esta sabia enseñanza de los cinco puntos de perfección del maestro masón, y, después de mucho análisis  y meditación me siento capaz de  resumirlos;  para mi mejor entender, comprender y proceder, en la siguiente manera:

Pie con pie: ESTABILIDAD, Rodilla con rodilla.  EQUILIBRIO, Mano en garra: FORTALEZA, Pecho con Pecho: AMOR, Mano sobre el hombro: APOYO.

Cada maestro masón Debería tener el dominio de estos cinco puntos, no por separado, sino, como un todo único, armónico, sustentable y perdurable en el transcurso de su vida.

Considero que estos cinco puntos son el sumun, la compilación perfecta, el santa sanctorum de las enseñanzas del grado, que esta tan cerca nuestro y que muchos como yo hasta ahora no percibimos.

Si tendríamos la capacidad de aplicar estos cinco puntos perfectos a cada actividad de nuestra vidas,  tengan el rotulo de profanas o masónicas, considero que el objetivo último de la masonería se haría realidad en muy poco tiempo.

Con este trazado me animo a hacerles un desafío, del cual estoy seguro no muchos saldrán airosos, como fue el saco mío. Pero si bien mis resultados no fueron alentadores, me permitieron descubrir muchos errores que voy cometiendo de mi diario vivir, aun, siendo maestro con tres (03) años de ejercicio y ansiando ser parte de  los grados complementarios, Pero como sabemos, que “el primer paso para mejorar es reconocer los errores”, nuevamente agradezco me hayan permitido analizar este tema tan interesante y educativo.

Bien, hagamos una introspección y analicemos si;  primero con nosotros mismos, con nuestra familia, con nuestra esposa, nuestros hijos,  con nuestros amigos, hermanos, compañeros, colegas nuestro comportamiento lleva el sello de los cinco puntos de perfección.

Todas las tenidas de tercer grado se inician y finalizan con estos cinco puntos, pero, ¿los ejecutamos solo dentro del templo o también fuera de el? ¿Somos estables, equilibrados, generamos fortaleza, damos amor, y apoyo a los demás? O solo significa “EL toque de maestro” para poder participar en las tenidas del tercer grado?

Hagamos este ejercicio  a diario, con todas nuestras actividades y verán que no somos dignos de hacerlo en el templo, permítanme y discúlpenme en expresar este tema en plural y no en singular, pero, por mi vivencia, creo que tengo la libertad de hacerlo así, porque soy tan humano como ustedes y sé que siempre cometeremos errores.

Para no hacerlo muy crítico,  quiero compartir con ustedes algunas experiencias mías , en las cuales NO aplico los cinco puntos perfectos de la maestría.

Si bien al ser aprendiz y compañero esto me dio una estabilidad para llegar a ser maestro masón, y donde puede encontrar un equilibrio, con migo mismo, con mi familia y con la masonería en general, donde pude encontrar amor y un gran apoyo entre mis hermanos, donde pude aprender ser un mejor hombre, padre y persona entre mis hermanos: como verán queridos hermanos  No fui equilibrado o no fui solidario o no fui estable en mi vida profana antes de ser iniciado

Queridos hermanos, sé que las palabras que expongo seguramente serán para ustedes como los primeros rasgos y garabatos que realiza un niño de kínder, conocedor de los grados que consiguieron como resultado del estudio, de la meditación y la aplicación, solo es intención mía, tener más oportunidades como esta, de análisis y críticas  para continuar el camino de perfectibilidad y ser útil y necesario para mi familia y la sociedad.

 

M:.M:.
W. H. V. F.

 

 

BIBLIOGRAFIA

Terrones Benitez Adolfo – Grado 32             LOS 27 TEMAS DEL MAESTRO MASON

García González Alfonso León – Grado 33

 

IIIº, Portada
-->