Escocismo de Bolivia

marzo 23, 2018

NEC PLUS ULTRA

INTRODUCCION

Al tocar un tema en particular, se lo puede hacer en forma de afirmación, de negación o de interrogación. La interrogación es una forma que no lleva a ningún lado en concreto. La negación restringe el avance en cualquier sentido. Mi preferencia es hablar haciendo afirmaciones en tanto representen mis ideas dominantes en el presente, que no tienen por qué ser las de mañana. Por otra parte, en cuanto son opiniones personales en un medio en el que el dogma es aborrecido, son afirmaciones que en nada obligan a los oyentes, si no es a dudar de lo expresado. Planteado esto, paso a desarrollar el tema de la balaustrada.

La expresión NEC PLUS ULTRA significa, literalmente, “no más allá” o “nada mas allá”, en el sentido de que no hay nada mas después de un determinado punto o lugar. También significa “a lo más que se puede llegar”, más que como una meta, como la imposibilidad de superar algo. En algunas ocasiones se escribe Non Plus Ultra en lugar de Nec Plus Ultra, siendo ambas expresiones equivalentes en su significado.

El origen de esta expresión está relacionado con la figura mítica de Hercules, quien habría grabado esta expresión sobre los montes de Abila Calpe, que él separó para que se pudiera pasar del mar Mediterráneo al Océano Atlántico. La expresión completa sería Non Terrae Plus Ultra: No hay tierras mas allá de este punto. El emperador Carlos V conservó el símbolo de las dos columnas, representando el estrecho de Gibraltar, pero redujo la longitud de la divisa, aumentando su significado, dejándola en Plus Ultra, con el sentido de decir “nos atrevemos a sobrepasar los límites”.

Cuenta la tradición masónica que se consideró al Grado XVIII como el Nec Plus Ultra de los Grados de Perfección del Escocismo. Cabe preguntarse del porqué de esa calificación al Capítulo Rosacruz y qué significado se le quiso dar.

DESARROLLO DEL TEMA

En algún momento en la historia se produjo la interacción entre la Orden Masónica y la Orden Rosacruz. Lavagnini sugiere que habría sido en la segunda mitad del Siglo XVII. Antes de eso, el movimiento rosacruz habría ido gestándose desde el Siglo XII, aprovechando en gran manera la obra intelectual y filosófica de los alquimistas de mayor renombre, tales como Gerardo de Carmona (1114-1187), Alberto Magno (1193-1288), Raymundo Lullio (1235-1315), Roger Bacon (12141294), Nicolas Flamel (1330-1413), Cornelio Agripa (1486-1531), Philipus Aureolus Theophrastus Bombastus von Hohenheim (1493-1541), entre otros. Antes de seguir con el tema rosacruz, vale la pena echar una rápida mirada a la situación en la que los estudiosos Vivian en Europa en los siglos XII al XVII. La Iglesia Católica dejaba sentir su poder sobre la mayor parte de Europa, no solo en el campo espiritual, sino también y sobre todo, en el campo secular y mundano. Los brotes de resistencia a algunas disposiciones tales como la Venta de Indulgencias y el abuso de poder que mostraban tanto el Papa de Roma como los demás prelados, condujeron a la Iglesia Católica a desarrollar la Santa Inquisición como una herramienta de control social. Pedro Abelardo, Giordano Bruno, Galileo Galilei fueron testigos de la voluntad de la Iglesia de castigar a los hijos librepensadores. En este ambiente la orden rosacruz ha debido desarrollarse en el mayor de los secretos, siendo sus miembros realmente desconocidos. Sin embargo, y tal vez considerando que el secreto mejor guardado está a la vista de todo el mundo, pero solo pueden verlo los que lo conocen, es que el movimiento Rosacruz presenta a la Fraternidad Rosacruz en 1614 mediante la publicación de la Fama Fraternitatis, una declaración de principios en la cual se advierte un trasfondo hermético y laicista. Al año siguiente se publica la Confessio Fraternitatis, como una aclaración frente a las reacciones adversas que provocó la Fama. Este documento no solo promueve el laicismo, sino que es decididamente anticlerical, poniendo en el mismo saco al catolicismo y al islamismo. En ambos documentos se observa también el propósito de reencaminar a los hombres de ciencias hacia un conocimiento integral, esto es, no solo de la naturaleza material, sino también del alma. Al mismo tiempo, el movimiento Rosacruz muestra su inconformidad por el uso inapropiado de la Alquimia, el principal cuerpo de conocimientos del hermetismo, y de la proliferación de inescrupulosos que escriben textos que lo único que hacen es corromper el conocimiento a cambio de algún lucro para sus autores. Cito un párrafo de la Confessio:

“Al término de nuestra confesión, deseamos recordar diligentemente que conviene proscribir la mayoría, si no todas, las obras de los falsos alquimistas que, por gusto, pasan el tiempo en abusar inútilmente de la santa y gloriosa Trinidad, en engañar al público con figuras rocambolescas y propósitos oscuros y ocultos, esquilmando el dinero de los simples. Nuestro tiempo conoce una proliferación de libros de esta clase. El enemigo del bien del hombre los mezcla al buen grano con la esperanza de menguar el crédito de la verdad. La verdad es neta, simple y desnuda; la mentira por el contrario es fastuosa, imponente, majestuosa, rodeada con la rara aureola que prestan la sabiduría divina y la sabiduría humana.”

Hay, en la Fama Fraternitatis, un párrafo que hace al título de esta balaustrada, y lo cito también:

“Sin que pongamos en duda los notables progresos que el mundo ha realizado durante un siglo, estamos convencidos de la inmutabilidad de nuestra axiomática hasta el juicio final. El mundo no verá nada más, incluso en su edad última y suprema porque nuestros ciclos comienzan con el Fiat divino y se acaban con el Perat, aunque el reloj divino registre cada minuto y pese a que nosotros tengamos dificultades para marcar las horas. Igualmente tenemos la firme convicción de que si nuestros padres y hermanos bienamados hubieran podido aprovechar la viva luz que hoy nos baña, les hubiera sido más fácil vapulear al Papa, a Mahoma, a los escribas, a los artistas y a los sofistas,….”

Este párrafo recién leído, es expresión del NEC PLUS ULTRA del movimiento Rosacruz. En otras palabras, ante la sociedad europea del siglo XVII, y particularmente ante sus regentes, sus órdenes y sus hombres de ciencias, el movimiento Rosacruz se mostraba como el límite último de la sabiduría humana. Por lo tanto, no es descabellado pensar que es con este espíritu que las ideas rosacruces entran en la orden masónica.

El hermetismo maneja algunos conceptos que se muestran atemporales, porque fueron apreciados en la antigüedad y porque son válidos en la actualidad. Y lo atemporal bien puede estar cerca a la verdad, por su universalidad. Veamos un par de ejemplos:

Dice la Fama Fraternitatis que el misterioso Fr. C.R:, posiblemente el mítico Christian Rosacruz, estando en Fez, “Llegó a la hermosa síntesis siguiente: al igual que cualquier semilla contiene por entero el árbol o el fruto que aparecerá dichosamente en el momento oportuno, el microcosmos encierra íntegro al gran número.” Esta es una figura equivalente a la de los hologramas que ha desarrollado la óptica en el siglo pasado, y que se extiende a los ámbitos de la neurociencia, en la que se postula que cada parte del Todo, contiene la información o la imagen del Todo. Este es un planteamiento que también maneja la Física Cuántica en nuestros días. Podemos decir, también en el ámbito de las ciencias más avanzadas de la actualidad, parafraseando la conocida expresión “Como es arriba, es abajo”, “Como es adentro, es afuera”, explicando esta última expresión de las siguientes maneras: desde el punto de vista de la materia, los elementos que forman las partículas más pequeñas de la materia, son las que forman el resto del universo. Ya se ha superado el concepto del átomo como componente mínimo de la materia. Los átomos que caracterizan los distintos elementos que componen la naturaleza están formados por los mismos constituyentes, y acaso estos no sean otra cosa que manifestaciones de una única energía. Desde el punto de vista de la espiritualidad podríamos decir que de la naturaleza de Dios está hecho el hombre. Finalmente, indiquemos que nuestra ciencia explica los fenómenos de la energía y su transferencia entre cuerpos, a través de la vibración de los enlaces entre los átomos que componen las moléculas. Como nos dice el Hermetismo “Todo es vibración”. Así pues, la axiomática hermetista, o sea, la de los alquimistas, o más aún, la del movimiento Rosacruz, sigue siendo válida en nuestros días, no ha sido superada, NEC PLUS ULTRA, no hay nada más allá de sus postulados, hasta donde conocemos a esta fecha. Si el Grado XVIII del R:.E:.A:.A:. ha adoptado, dentro del eclecticismo masónico, los postulados del movimiento Rosacruz manifestado (recordemos que los Rosacruces nunca dejaron de permanecer en las sombras), de cierta manera mereció ser considerado también el NEC PLUS ULTRA de la masonería.

CONCLUSIONES

La sucesión de grados en la Masonería nos lleva paso a paso en un proceso que tiene las siguientes características:  Tiene un único fin: construir una sociedad en la que sus componentes, todos los seres humanos, puedan llevar una vida en paz y con prosperidad.  Destina su liturgia a posibilitar que el hombre reconstruya su personalidad para vivir en este mundo, el único que conocemos. La reconstrucción propuesta se basa en la racionalidad y el conocimiento.  En el primer grado promueve la liberación del hombre de sus prejuicios, el autoconocimiento en el segundo grado y plantea la inquietud del futuro en el tercero. En el cuarto grado muestra al hombre que cuenta con la conciencia como una guía de comportamiento que debe cuidar y desarrollar, le muestra cual es el objetivo real de su vida en el noveno, en el grado catorce le presenta a quienes le acompañaran en su recorrido. Y en el grado XVIII le presenta aquella piedra filosofal que permite las grandes transformaciones en el espíritu humano, la herramienta ultima para el trabajo de mejoramiento de la sociedad.

En este proceso se recorre un camino que lleva al hombre a las puertas de la sabiduría y el grado que nos ocupa le da la llave para hacerlo. Si esa llave es usada o no, plantea otras preguntas, que nos llevan a considerar que hay Plus Ultra, más allá, de la obtención de la piedra filosofal: el cómo, el cuándo y el para qué usarla.

He cumplido.

Arturo Echeverría Zenteno, 30°

Campamento de Cochabamba, Marzo de 2018 e:. v:.

XVIIIº
-->