Escocismo de Bolivia

octubre 12, 2018

DERECHO Y JUSTICIA SOCIAL

Leyes hay, lo que falta es justicia. (Ernesto Mallo)

Brutal reflexión que pone en duda que exista justicia a pesar de estar en un estado de derecho

DERECHO Y JUSTICIA SOCIAL

Il.·. y PP HH.·. Dignidades del consejo Supremo, VV.·. MM.·. de los diferentes grados.

Agradezco  por haberme asignado el presente trabajo arquitectónico,  la cual ha permitido que realice una investigación, resumida, habida cuenta trata de llegar a conocer a todos ustedes la importancia del Derecho y Justicia Social.

INTRODUCCIÓN

Siendo el Derecho un conjunto de normas de carácter general que se dictan para dirigir a la sociedad a fin de solventar cualquier conflicto de relevancia jurídica que se origine; estas normas son impuestas de manera obligatoria y su incumplimiento puede acarrear una sanción. De esta manera respondería a un principio importante dentro del Derecho,  suprema Garantía Constitucional a la que nos referimos preferentemente, es la que responde al principio de legalidad penal, entre otros, que rige desde tiempos remotos hasta hoy. Desde Beccaria “de los delitos y de las penas” con base en el contrato social de Rousseau y Montesquieu y la división de poderes y luego por Feuer Bach.  Lo denominamos en la actualidad como “Estado de Derecho”.

Ahora bien hablar de Justicia, es complejo ya que siempre nos Preguntamos sobre la justicia,  y nos remitimos a diversos autores y espíritus más ilustres que hayan dado con mayor profundidad, desde Platón a Kant. Constituye una virtud del individuo pues un hombre es justo cuando su obrar concuerda con el orden considerado justo.

Es en este sentido que Platón identifica justicia con felicidad cuando afirma que sólo el justo es feliz y desdichado el injusto. De inmediato se plantea entonces otra cuestión: ¿qué es la felicidad? Sin duda, no puede existir un orden justo, vale decir, que garantice a todos la felicidad si se entiende por felicidad lo que es en su sentido originario, esto es, lo que cada uno considera tal.

Kant al respecto decía que en este caso, resulta imposible evitar que la felicidad de uno roce la felicidad de otro. Por ejemplo: el amor es la fuente primera de felicidad, aunque también la más importante fuente de desdicha. Supongamos que dos varones aman a una misma mujer y que ambos, con o sin razón, creen que sin ella no serían felices. Pero conforme a sentimientos esa mujer no puede pertenecer más que a uno de los dos. La felicidad de uno acarreará irremediablemente la desdicha del otro. No existe manera de que ambos hombres sean dichosos de manera justa. Ni siquiera el célebre juicio del rey Salomón podría conseguirlo.

Hablar de la Justicia Social hoy en día, apunta a varias cuestionantes a cerca del sistema de administración y de los mismos operadores de Justicia,  se dice que la justicia debe brindar las garantía de presunción de inocencia a cualquier persona que sea sindicada de cometer un ilícito penal.

Es menester mencionar que por lo general, la gente tiende a creer todo aquello que escucha cuando esto es negativo y gracias a ello, empezamos a generar juicios de valor que posiblemente no sean objetivos y que además carezcan de pruebas.

Esto es aún más notorio en el mundo virtual, especialmente en los espacios de las redes sociales que desarrollan una difusión de la información a velocidad de vértigo. Si bien estas herramientas digitales constituyen el medio de comunicación democrático más importante de nuestros tiempos, no existe una instancia que actualmente controle el contenido que se genera en ellos. Existen casos donde los cibernautas se inventan o manipulan la información que publican y esto puede generar una comunicación muy distorsionada de la realidad. Redes como el Twitter o el Facebook permanentemente andan publicando diferentes denuncias o comentarios que no tienen un respaldo adecuado, debido a que muchas personas adelantan subjetivamente sus resultados respecto a problemas que se suscitan y que en varias oportunidades ni siquiera pasaron por un debido proceso generando lo que hoy se conoce como Prejuicio Social de Culpabilidad.

Los prejuicios entonces resultan poco o nada favorables, e incluso se hicieron muy populares refranes como: “Dime con quién andas y te diré quién eres”. Pero lo cierto es que es demasiado complicado salir absuelto de un proceso penal porque hasta los jueces se ven condicionados por el clamor social. Por ello, los profesionales que promovemos la justicia, por más que nos sintamos convencidos de la culpabilidad de alguien, debemos respetar su presunción de inocencia hasta demostrar lo contrario. En el derecho penal la fórmula de Blackstone, también conocida como ratio de Blackstone, es un principio que establece que: “Es mejor que diez personas culpables escapen a que un inocente sufra”, por otro lado,  Ulpiano sostenía algo similar: Es mejor un culpable libre que un inocente preso”. Sin duda, estos refranes de la abogacía fueron pensados y redactados a partir de las experiencias donde se observaba que cualquier persona que iba a banquillo era despellejada por toda la población y aunque parezca la peor persona esa persona podría resultar inocente.

Al respecto,  mencionare algunos casos de los más sobresalientes ocurridos recientemente: en el Municipio de Acatlán de Osorio (México), golpearon y lincharon hasta quemarlos y matarlos a dos sujetos que presuntamente se robarían a dos menores de edad, además de quemar una camioneta en la que cometerían el delito. Suceso que luego de una investigación los occisos eran padre e hijo, humildes campesinos que resultarían ser inocentes.

El famoso caso de Reynaldo Ramírez, que cumplía condena de tres años en el penal de pálmasola, cochabambino y condenado a 30 años sin derecho a indulto por el feminicidio a verónica menacho, resultando un condenado más por error al descubrirse posteriormente al verdadero autor del hecho, y dejando en libertad inmediata al humilde cerrajero cochabambino.

Y recientemente  el caso de Alexander niño supuestamente violado, donde en un audio revelado por la Juez que sentencio  al médico,  menciona que el mismo es  inocente.

Me gustaría mencionar que en muchos de estos problemas actualmente y los hacinamientos que constantemente vemos en nuestras cárceles muchos están impregnados de personas sin condena y lo más triste, Inocentes.

Es lamentable que tengamos nuestro sistema de justicia que esté condicionada al clamor social y por la prensa. ¿Pues cuál es nuestro deber como hombres libres y de buenas costumbres y más aun con la divisa que llevamos en nuestra banda? De alguna manera aprendemos muchas cosas que van de la mano de las alegorías y símbolos desde nuestros inicios en nuestra institución, No olvidemos estas reglas de Oro: “trata a los demás como querrías que te trataran a ti, o No hagas a los demás lo que no quieras que te hagan a ti. Sin embargo debemos ser operativos, es decir, aprendemos teoría en nuestros templos y debemos de llevarlos a la práctica TRASCENDER. Cada uno de nosotros como un agente de cambio, impregnando en la sociedad los valores, principios y virtudes para que lleguemos a la conciencia de la sociedad y poder alcanzar la verdadera JUSTICIA. Tal concepto que siendo complejo, merece la mayor atención dentro de un Estado de Derecho. Con el único fin de consolidar un bien común justo y armonioso, de manera tal que no se vea como uno de los últimos y más denigrados como Valor la JUSTICIA.

Ardua es nuestra labor como los elegidos de los nueve, más aun con nuestra divisa: “Pro Patria Et Polulo (Por la patria y el pueblo)”. Pues debemos asumir nuestro compromiso para ser guias y ejemplos para nuestra patria amada, ya que hoy precisa de hombres como nosotros que día a día luchamos en contra del fanatismo, la ignorancia y la ambición En búsqueda de una Justicia, esa Justicia que trascenderá hacia la Humanidad.

M.·.E.·. Dante Ojopi Alquiza

Campamento de Cochabamba  12 de Octubre de 2018 (e.·. v.·.)

IXº
-->